Comparativa: Todos los subcompactos [¡Esto es guerra!]

Por Gerardo García | August 17, 2012
El mundo de los subcompactos hatchback es todo un misterio, cada marca se ha empeñado en hacer lucir su producto como la mejor opción, pero ¿quién dice la verdad? Por debajo de la mesa, cada compañía le da una patada a la otra presumiendo lo bien que lo hace su auto; es una competencia por hacerse de la mayor parte del mercado y ganar nuevos clientes. Es una guerra.

“Pues yo siempre uno más que tú”

El comportamiento de las marcas nos recuerda mucho a La Guerra Fría. No estamos aquí para darte una clase de historia, sin embargo es importante saber que en este enfrentamiento algunos países se comportaban como niños chiquitos, es decir, presumiendo sus logros, tratando de ser siempre los primeros en hacer las cosas y, sobre todo, creyendo que son los mejores en todo. Sus argumentos pueden ser: “Mi auto ya tiene ABS, el tuyo apenas ofrece bolsas de aire”, “¿Y para qué quieres un techo panorámico si no se puede abrir? Mejor un práctico quemacocos”, “¡Ja! Por favor, tengo lo mismo que tú y cuesto 20 mil pesos menos”, “¿Saliste en una película? ¿No? Entonces guarda silencio y déjame manejar el mercado”.

18 autos en una misma guerra, donde una diferencia mínima marcará la diferencia, donde las apariencias engañan, donde el líder no es necesariamente el mejor. Subcompactos al grito de: ¡¡Esto es guerra!!

Todos para uno y ¿todos contra todos?

Es evidente que un país pequeñísimo no puede declararle la guerra a uno grande, sería como caminar hacia su propia muerte ya que no tiene recursos para defenderse. De este mismo modo no podemos enfrentar a Nissan March contra Audi A1, o Chevrolet Spark contra Ford Fiesta. Al final dividiremos la comparativa en 3: Los de arriba, que serán subcompactos más costosos, los que buscan la mayor comodidad en “frasco pequeño”; los de en medio, que buscan el balance entre equipamiento y precio; y los de abajo, que buscan cumplir con las funciones básicas de transporte.

1° Audi A1 Sportback

 

Es increíble cómo los tiempos cambian. Hace años era impensable enfrentar a un Audi con un Ford Fiesta, un Fiat o un SEAT; ahora son rivales cercanos por precio y concepción gracias al A1. Aunque el aspecto de estética te toca evaluarlo a ti, es de reconocerse que el A1 Sportback luce fresco y el emblema que tiene al centro de la parrilla te hará voltear a verlo como una opción seria. Su arma principal, además el apellido, es la calidad de sus interiores. El ser el más pequeño de la familia no significó ser la oveja negra ya que cuenta con unos plásticos suaves y con un alto nivel de ensamble, tal como sus hermanos mayores.

A pesar de ser el más caro, no fue el más equipado. No nos atreveríamos a decir que está incompleto, pero hay detalles que se echan de menos como el quemacocos o el clima automático. Esta versión, que es la más austera, tiene de serie un completo equipo de entretenimiento con pantalla LCD a color, equipo eléctrico, detalles en piel (los asientos son en tela), control de audio al volante y computadora de viaje. A fin de cuentas, lo que se termina pagando es la calidad de fabricación, el apellido y la buena máquina que lleva bajo el cofre: un 1.4 TFSI con 122 caballos de fuerza acompañado de una caja manual de 6 velocidades. Responde bien, aunque no es precisamente deportivo, emplea el turbo para ganar potencia y ahorrar combustible. El consumo en ciudad ronda los 14 km/l, nada mal.

Sin ser el más espacioso ni el más equipado, el A1 salió triunfante gracias a la calidad de fabricación, la modernidad del motor y una buena estrategia de costos ya que la marca te paga el servicio de mantenimiento por 3 años. Cierto que con 276 mil pesos ya voltearías a ver autos más grandes, como un Mazda 3 o un Chevrolet Cruze, pero si el espacio interior no es prioridad, por el precio de un compacto estarías conduciendo un Audi.

“No te quiero enamorar, pero soy un Audi”

Motor: 4 cilindros / 1.4 Turbo
Potencia: 122 hp
Torque: 148 lb-pie
Transmisión: Manual 6 vels.
Consumo urbano: 14.7 km/l
Precio: $276,500
Mantenimiento: Gratis
Versión: Sportback Cool MT
Puntaje: 859 puntos
Calidad interior
Precio

 

 

 2° Ford Fiesta Hatchback

A diferencia del Fiesta de hace algunos años, el Fiesta actual apunta a un cliente distinto. Ya no es la opción de quien quiere moverse y no tiene gran presupuesto, ahora busca el éxito en la parte alta del segmento. Cuando se habla de este tipo de autos, es necesario más que sólo equipamiento para triunfar y el Fiesta lo tiene claro: Se necesita un diseño atractivo. Aunque sigue luciendo fresco a pesar del paso de los años, sabemos que recibirá una ligera actualización pronto.

“Soy bueno, sólo no me veas la etiqueta”

Motor: 4 cilindros / 1.6 TiVCT
Potencia: 120 hp
Torque: 112 lb-pie
Transmisión: Automática 6 vels.
Consumo urbano: 13.4 km/l
Precio: $247,900
Mantenimiento (3): $13,650
Versión: SES TA
Puntaje: 831 puntos
Calidad del interior
Costos de mantenimiento

El interior se lleva mención honorífica quizá no tanto por su diseño tomado de un celular, sino por la excelente calidad de sus materiales. Sin llegar al nivel del A1, el Fiesta ofrece plásticos suaves y ensambles sólidos (es ensamblado aquí en México). A pesar de ser uno de los más costosos, el Fiesta no es el más equipado, aunque tampoco nos atreveríamos a calificarlo de incompleto. Cuenta con aire acondicionado, equipo de sonido, equipo eléctrico, quemacocos, el sistema SYNC que permite hacer y recibir llamadas y además lee mensajes de texto, detalles en piel (los asientos siguen siendo en tela) y computadora de viaje. En el apartado de seguridad califica como uno de los mejores al contar con 7 bolsas de aire, frenos ABS y control de estabilidad.

Para moverse recurre a un motor de 4 cilindros en línea de 1.6 litros con 120 caballos de fuerza y se acompaña de una transmisión automática de doble embrague. Completa los 100 km/h en 9.9 segundos y no sufre mucho en cuanto a consumos.

El Fiesta tiene un precio de 247,900 pesos, una etiqueta elevada que se justifica con la gran calidad del interior. Cabe mencionar que al principio de la comparativa el auto tenía un costo de más de 260 mil pesos, pero ajustando los últimos detalles notamos que la marca le había bajado el precio en casi 20 mil pesos y ahora ya hay opciones más baratas, desde 209 mil pesos con esta carrocería hatchback.

-

3° SEAT Ibiza 

Con más de diez años de trayectoria en el país, SEAT se ha ganado ya la confianza (y fanatismo) de muchos. Su producto más popular es el Ibiza, el más pequeño de la gama… hasta el momento. Hace apenas unos meses llegó a nuestro país con su nuevo rostro, después de un afilado de faros y la inserción de LEDs en calaveras y faros. La renovación le vino bien ya que ahora luce más agresivo y deportivo, sobre todo en esta versión FR.

Aunque es evidente que la marca está apuntando a un cliente joven con este auto, el Ibiza es capaz de cumplir con los caprichos de cualquiera. El equipamiento es su arma más fuerte ya que, aunque le pega al cuarto de millón de pesos, resultó ser el más completo a pesar de que todavía hay elementos pequeños que se echan de menos como asientos forrados en piel. Encontraremos clima automático, un equipo de sonido con gran capacidad de conectividad (USB, auxiliar, compatible con iPod, Bluetooth), manos libres, equipo eléctrico, quemacocos, volante y palanca de velocidades en piel, mandos de audio al volante, control de velocidad crucero, faros de xenón, lavafaros y computadora de viaje. Donde creemos que puede mejorar es en cuanto a seguridad; es cierto que ofrece frenos ABS, control de estabilidad y 4 frenos de disco, pero no terminamos de digerir que únicamente cuente con 4 bolsas de aire. Cuesta 250 mil pesos, la competencia ofrece 7 bolsas de aire por 40 mil pesos menos.

Mecánicamente ofrece el mismo motor que el Jetta Clásico: El viejo 2.0 de 115 caballos de fuerza que, aunque disminuye costos, lo afecta considerablemente en el área de consumos y emisiones. Es uno de los que más contamina. Se acompaña de una transmisión manual de 5 velocidades, aunque hay posibilidad de optar por una automática de 7 velocidades en una versión menos equipada denominada Style DSG que cuesta 228,400 pesos.

Pagar 250 mil pesos por un subcompacto es un lujo, es un capricho. Si puedes rascarte el bolsillo, el Ibiza te complacerá. No tiene la mejor calidad interior, pero estéticamente es de los que más llaman la atención y el equipamiento deja poco lugar a reproches. El costo de mantenimiento es bajo y el auto es altamente personalizable. Un rival de cuidado para Ford Fiesta.

“Gusto a jóvenes, pero hago feliz a cualquiera”

Motor: 4 cilindros / 2.0 8V
Potencia: 115 hp
Torque: 125 lb-pie
Transmisión: Manual 5 vels.
Consumo urbano: 12.7 km/l
Precio: $250,300
Mantenimiento (2): $3,953
Versión: FR 5 puertas
Puntaje: 828 puntos
Bien equipado
Motor viejo

 

.

.

.

.

4° Peugeot 207

Aunque en Europa ya está siendo remplazado por el 208, el Peugeot 207 sigue vigente en nuestro país. Vio la luz por primera vez en 2006 y en 2010 recibió un ligero rediseño. Sabemos que la estética es algo subjetivo ya que los Peugeot son autos difíciles, sus peculiares curvas y largos y afilados faros no son fáciles de entender; hay quien los odia y hay quien lo aclama. A pesar del paso de los años, el 207 sigue luciendo moderno gracias al uso de LEDs en sus calaveras y un conjunto muy deportivo, aunque con carrocería de 5 puertas.

“Tengo todo lo que no encontrarás en otro subcompacto”

Motor: 4 cilindros / 1.6 16V
Potencia: 120 hp
Torque: 118 lb-pie
Transmisión: Manual 5 vels.
Consumo urbano: 12.5 km/l
Precio: $226,900
Mantenimiento (2): $7,936
Versión: Féline
Puntaje: 823 puntos
El mejor equipado
Espacio interior

Entrar al habitáculo y ver el tablero causa esos sentimientos encontrados, no sabes si aplaudirle la buena calidad del plástico que recubre la parte superior, o reprocharle lo anticuada (y low-cost) que se ve la botonería en la parte inferior. Omitiendo ese hecho y que el espacio interior tampoco es su virtud, el interior es perfecto. Tenemos todo tipo de comodidades, es el auto con más lujo en este segmento; tenemos clima automático de doble zona, asientos forrados en piel y los delanteros con calefacción, techo panorámico de cristal (no abre), equipo de sonido con entrada auxiliar y puerto USB, manos libres, equipo eléctrico, controles de audio al volante y computadora de viaje, frenos ABS, control de tracción, control de estabilidad y 6 bolsas de aire. La sorpresa viene al ver su precio: 226,900 pesos, la mejor relación valor/precio que hay en este segmento.

Para moverse emplea un motor de 1.6 litros con 120 caballos que fue desarrollado en conjunto con BMW. Aunque no se trata propiamente de un deportivo, la suspensión firme y la máquina ofrecen buena respuesta y dejan sensaciones agradables al conducir ágilmente. Se asocia a una transmisión manual de 5 velocidades, no hay ninguna versión automática.

En conclusión, el 207 es el auto más balanceado de la comparativa ya que el precio se encuentra en la media y el equipamiento despunta como ningún otro auto. Es cierto que el costo de mantenimiento es relativamente alto y que los franceses pueden ser autos “latosos”, pero gente cercana a la redacción son felices dueños de este auto que no les ha dado problemas. Te ofrece lujos de la parte alta a un precio moderado.

 

 5° Fiat 500

Seamos sinceros, quien se quiere comprar un Fiat 500 difícilmente considera otra opción dentro del mismo segmento ya que es un auto que enamora por los ojos. Aprovechando la fórmula de VW Beetle o Mini Cooper, el Fiat 500 exhibe un diseño retro que a muchos desagrada y a otros más encanta. Luce atractivo gracias a los acertados detalles en cromo y su longitud de apenas 3.5 metros, además presume un estilo muy italiano.

 El interior ofrece una buena calidad de materiales, aunque hay ciertos plásticos que no terminan de agradar. Como buen italiano busca la estética como argumento de ventas y, basándose en el modelo de hace décadas, presenta un tablero con sabor retro que se puede combinar con el color de la carrocería. Su equipamiento es de los más completos de esta comparativa, apenas abajo del SEAT Ibiza. Cuenta con un completo equipo de sonido firmado por Bose, clima automático, equipo eléctrico, asientos forrados en piel, memoria en el asiento del conductor, quemacocos, controles de audio y de velocidad crucero al volante, computadora de viaje, sensor de reversa, 7 bolsas de aire, control de tracción y de estabilidad, y asistente de arranque en pendientes. Su motor de 1.4 litros entrega 100 caballos de fuerza, suficientes para moverte con tranquilidad en el tránsito urbano. Aunque la respuesta del motor no es propiamente la de un deportivo, el 500 acelera de 0 a 100 km/h en 10.5 segundos.Su precio es de 264 mil pesos, un tanto elevado para el tamaño del auto aunque muy justificable tomando en cuenta que es un auto de capricho, que el equipamiento es muy completo y que el interior presume buena calidad (también es ensamblado en México). Terminó arriba del Mini Cooper en esta comparativa, aunque hay que mencionar que no lo supera en desempeño dinámico. La clave del 500 para triunfar en esta comparativa fue su buen nivel de equipamiento.

“Soy adorable, ¿qué más quieres?”

Motor: 4 cilindros / 1.4 MultiAir
Potencia: 100 hp
Torque: 98 lb-pie
Transmisión: Automática 6 vels.
Consumo urbano: 13.7 km/l
Precio: $264,900
Mantenimiento (2): $9,084
Versión: Lounge AT
Puntaje: 809 puntos
Lleno de estilo
Espacio interior muy limitado

 

6° Mini Cooper

¿Este auto entra en la comparativa? ¡Sí! El Mini Cooper Classic es la versión de entrada del famoso subcompacto británico, en esta comparativa enfrentará al Ford Fiesta, al Fiat 500 y el Audi A1. Por 261 mil pesos (se vende en dólares, el precio es de 19,900 USD) tenemos un auto de imagen única y con gran presencia en las calles. No es necesario describirlo estéticamente, todos conocemos al auto y sabemos que es uno de los favoritos no sólo en México sino en el mundo.

“Puedes comprar un Ibiza… o puedes comprarme a mí”

Motor: 4 cilindros / 1.6 16V
Potencia: 122 hp
Torque: 118 lb-pie
Transmisión: Manual 6 vels.
Consumo urbano: 13.1 km/l
Precio: 19,500 USD ($253,530)
Mantenimiento (2): $6,910
Versión: Classic MT
Puntaje: 807 puntos
Sensaciones al volante
El equipamiento no es tanto como esperaríamos.

El interior nos recibe con su peculiar diseño y la calidad de un auto premium (aunque encontraremos algunos plásticos duros en el interior que nos dejarán un poco decepcionados). El equipamiento no es una de sus armas pues se trata de la versión de entrada y para mantener un precio con el cual pueda atacar a los rivales ya mencionados, el equipamiento debía pagar las consecuencias. Encontramos aire acondicionado manual, un equipo de sonido con entrada auxiliar y puerto USB, manos libres, equipo eléctrico, volante forrado en piel, controles de audio al volante y computadora de viaje. En cuanto a seguridad, ofrece frenos ABS, control de tracción, de estabilidad y bolsas de aire.

Para moverse emplea un motor de 1.6 litros de 122 caballos (compartido con Peugeot 207) y 118 lb-pie de torque. Se acompaña de una transmisión manual de 6 velocidades y consigue buenas aceleraciones sin tratarse aún de un deportivo, va de 0 a 100 km/h en 9.1 segundos. El consumo mixto también es destacable, entrega 17.2 km/l. Al ser la versión de entrada, el motor es el menos potente, pero el chasis es prácticamente el mismo así que en cuanto a sensaciones al volante, este auto sigue siendo el rey, aunque la suspensión dura tiene sus ventajas a la hora de moverse rápido, en ciudad puede llegar a cansar por lo maltratado del pavimento.

Si estás pensando en un Ford Fiesta o en un Fiat 500, incluso en un Ibiza, el Mini Cooper Classic es una opción interesante en cuanto a estética y manejo. Es cierto que no está tan equipado como los “no-premium”, pero después de meterle mano al Mini, difícilmente te enamorarás del desempeño de un A1, un Mini Cooper o un Fiat 500.

 7° Suzuki Swift

No te podemos asegurar que el Swift te gustará por su diseño. Los japoneses son algo extraños a la hora de tomar el lápiz y el Swift es clara prueba de ello. Sus líneas son muy dinámicas y fuertemente inspiradas en la generación pasada que, por cierto, tuvo mucho éxito. Apunta a un cliente juvenil aunque encaja en la vida de cualquiera que busque algo más que sólo movilidad en la ciudad.

El interior no es su fuerte. Aunque el diseño es serio y basado en su hermano mayor el Kizashi, los plásticos son duros y brillosos. En algunos casos lucen bien por la mezcla de texturas y colores (parte superior del tablero), en otros querremos hacernos de la vista gorda (parte inferior del tablero). El equipamiento califica como suficiente, aunque recordemos que se trata de un auto que apenas supera los 200 mil pesos (esta versión automática es un poco más costosa, el manual cuenta con el mismo equipamiento y 16 mil pesos menos). Encontraremos aire acondicionado manual, un equipo de sonido con 6 bocinas, compatibilidad con iPod, puerto USB, equipo eléctrico, palanca y volante forrados en piel, controles de audio al volante y computadora de viaje. Quizá el único elemento que se echa de menos es el manos libres, pero al ver su etiqueta de 215 mil pesos, transmisión automática incluida, difícilmente lo echaremos de menos.

Mecánicamente sorprende. Si bien es cierto que su motor produce apenas 100 caballos de fuerza y 98 libras-pie de torque, el Swift sabe aprovecharlos perfectamente y, gracias a una suspensión que apunta a la firmeza, deja sensaciones de auto deportivo. Nos atreveríamos a decir que es un Mini Cooper low-cost… claro, guardando las proporciones. Lo malo de esta suspensión firme es que a algunos puede disgustar la forma en que toma los baches y los topes.

En conclusión, Swift es un auto que ofrece buenas sensaciones de manejo, una calidad interior aceptable y el equipamiento necesario para moverte día a día; todo a un precio bajo si lo comparamos con sus rivales: Mazda 2, Toyota Yaris, Renault Sandero o VW Gol. En su versión manual, Swift cuesta 199,800 pesos.

“Bueno, bonito y… no tan caro. Soy tu opción”

Motor: 4 cilindros / 1.4 16V
Potencia: 100 hp
Torque: 98 lb-pie
Transmisión: Automática 4 vels.
Consumo urbano: 12.8 km/l
Precio: $215,800
Mantenimiento (3): $8,230
Versión: GLS AT
Puntaje: 789 puntos
Sensaciones al volante
Espacio interior justo

.

.

.

.

.

.

8° Toyota Yaris

Aunque Toyota tiene un gran imperio en Estados Unidos, en México no logra derrocar a las marcas líderes como Nissan, Chevrolet y Volkswagen. El Yaris llegó a llenar el hueco de los subcompactos y sus ventas, por lo menos de la generación anterior, fueron buenas. Le llegó el momento de renovarse y con una nueva cara quiere reconquistar al mexicano. ¿Sus armas? Su estética y el respaldo de Toyota.

 

“Confiable y fresco. Justo lo que buscas”

Motor: 4 cilindros / 1.5 VVT
Potencia: 106 hp
Torque: 103 lb-pie
Transmisión: Automática 4 vels.
Consumo urbano: 12.7 km/l
Precio: $228,300
Mantenimiento (3): $8,640
Versión: Premium AT
Puntaje: 788 puntos
Consumo de combustible
Equipamiento justo

Como buen japonés, el Yaris se sale de lo tradicional (estéticamente hablando). La parte delantera es caracterizada por los faros afilados que hacen buen juego con la parrilla y la toma de aire en la parte inferior; la trasera es muy similar a la generación anterior, aunque con esta renovación, al verlo, no podemos evitar pensar en el Honda Fit.

El interior apuesta por el minimalismo. Gracias al extraño diseño, en el interior del Yaris se respira un ambiente de amplitud, además cuenta con unas pequeñas ventajas justo a lado de las ventanas delanteras. Su equipamiento califica como completo, no tiene ni más ni menos de lo que necesitas. Encontrarás aire acondicionado, equipo de sonido con entrada auxiliar y puerto USB y conexión Bluetooth, equipo eléctrico, doble bolsa de aire, frenos ABS, computadora de viaje y mandos de audio al volante que está forrado en piel, al igual que la palanca de velocidades.

Se mueve gracias a un económico motor de 1.5 litros que entrega 106 caballos de fuerza y 103 libras-pie de torque, se asocia a una caja automática de 4 velocidades que puede ser manipulada manualmente; no está mal, pero tampoco tiene mucho qué hacer contra otras cajas más modernas y con más velocidades que ofrece la competencia.

En resumen, Toyota Yaris es un producto completo que ofrece el nivel adecuado de equipamiento, un diseño juvenil y la confianza de Toyota. El precio se nos hace bastante elevado ya que por 228 mil pesos encontramos productos más equipados.

 

 9° Honda Fit 

Quizás está mintiendo, no puede transportar miles de cosas, pero sí es de los subcompactos más versátiles. La peculiar forma de la carrocería le permite acceder a un gran espacio interior donde se pueden transportar objetos de diversas formas, ya sean largos o altos. No estamos seguros de que sea el más estilizado, lo que sí te podemos confirmar es que la marca hizo un gran esfuerzo en cuando a diseño ya que la forma de la carrocería no le ayuda mucho y aun así el Fit luce fresco.

Es fabricado en Brasil y a pesar de ello el interior presume una calidad destacable. No cuenta con los mejores plásticos, pero tampoco luce tan económico como otros modelos que nos llegan de ese país. El Fit ofrece todos los lujos necesarios en este tipo de autos, es decir, equipo de sonido, aire acondicionado, mandos eléctricos, volante forrado en piel, control de audio y de velocidad crucero al volante y computadora de viaje. También cuenta con bolsas de aire frontales y laterales, además de frenos ABS.

Para moverse, recurre a un motor de 4 cilindros de 1.5 litros que entrega 118 caballos de fuerza y 107 caballos de fuerza. Haciendo juego con el motor está una transmisión automática de 5 velocidades; el conjunto tiene la ventaja de un consumo de combustible relativamente bajo aunque tampoco es la referencia del segmento.

Si buscas gran espacio interior y versatilidad, el Fit es buena opción. Ofrece buen equipamiento y calidad suficiente a un precio no tan disparado aunque aun así resulta costoso. De cualquier forma, difícilmente encontraremos otro subcompacto tan versátil como el Honda Fit.

 

“No es por impresionar, pero puedo transportar miles de cosas”

Motor: 4 cilindros / 1.5 i-VTEC
Potencia: 118 hp
Torque: 107 lb-pie
Transmisión: Automática 5 vels.
Consumo urbano: 14.1 km/l
Precio: $234,900
Mantenimiento (3): $10,500
Versión: EX AT
Puntaje: 783 puntos
Versatilidad del interior
Precio elevado

 10° Mazda 2

Una de las marcas alcanzables que más se ha dado a desear en los últimos años es Mazda, su modelo de entrada solía ser el Mazda 3, pero la búsqueda de un cliente más joven y la demanda de subcompactos en el mercado mexicano obligaron a la marca a traer el Mazda 2.

Su diseño es claramente Mazda, con toda la filosofía “zoom-zoom”. Los faros son de gran tamaño y la parrilla es pequeña, sin embargo la fascia cuenta con una enorme toma de aire que simula la sonrisa “macabra” que caracteriza a los Mazda de los últimos años. La parte trasera exhibe unas calaveras en forma de hoja que en conjunto con la tapa de la cajuela y la fascia, logran un diseño limpio y con ciertas aspiraciones deportivas, esto gracias al discreto difusor en la parte inferior.

“Tengo un aspecto deportivo y todo lo que puedas necesitar”

Motor: 4 cilindros / 1.5 VVT
Potencia: 102 hp
Torque: 99 lb-pie
Transmisión: Automática 4 vels.
Consumo urbano: 12.3 km/l
Precio: $223,300
Mantenimiento (3): $8,230
Versión: Touring AT
Puntaje: 781 puntos
Calidad del interior
El manual no puede estar tan equipado como el automático

El interior nos recibe con una sorpresa: la calidad de algunos plásticos es muy superior a lo que hubiéramos esperado. La parte superior del tablero está cubierta con un plástico suave al tacto y que se nota de buena calidad, el resto de los elementos son de calidad aceptable. Su equipamiento no es el más completo y, a decir verdad, por el precio hubiéramos esperado un poco más; cuenta con todo lo indispensable y un par de extras. Tenemos aire acondicionado, equipo eléctrico, volante forrado en piel, equipo de sonido con entrada auxiliar y mandos al volante, manos libres, computadora de viaje, frenos ABS y 2 bolsas de aire. Hubiera sido interesante que la marca apostara por versiones más costosas y equipadas, ¿qué tal un quemacocos, frenos de disco en las 4 ruedas, 6 bolsas de aire, ESP, un par de bocinas extra y clima automático por 240 mil pesos? No estaría canibalizando al Mazda 3 y sería una buena oferta.

Bajo el cofre lleva un motor de 1.5 litros con 102 caballos de fuerza y 99 libras-pie de torque, se acompañan en esta ocasión de una transmisión automática de 4 velocidades que es ideal para ciudad, aunque la caja manual sigue siendo la que le saca el máximo provecho al motor que, por cierto, en ocasiones se siente falto de potencia. Cabe destacar que comparte plataforma con el Fiesta Hatchback (el de nueva generación) por lo que el buen comportamiento dinámico está asegurado.

Con un costo de 223,300 pesos, el Mazda 2 es una alternativa muy interesante para quien busca un diseño atractivo, buena calidad interior y un auto diferente al resto de los que circulan por las calles. Aunque consideramos que el Swift sigue ofreciendo prácticamente lo mismo por un precio menor, el Mazda 2 es un rival a considerar.

 

 11° Nissan Tiida Hatchback

Probablemente te estarás preguntando qué hace un Tiida en esta comparativa si lo que estamos enfrentando son subcompactos. Es cierto que el Tiida, por dimensiones, es un auto de un segmento superior, sin embargo por precio, equipamiento y mecánica, se acerca mucho a Ford Fiesta, SEAT Ibiza y demás autos que rondan los 250 mil pesos.

La estética como siempre va al gusto del cliente, en lo que a nosotros respecta sólo debemos agregar que el Tiida es un auto que lleva bastantes años en el mercado y eso se le nota. De no ser por la presencia del Fiat Panda en esta comparativa, el Tiida sería el más anticuado. Sus trazos son toscos, con el conocido frente alegre; la trasera que no es tan conocida (el Tiida Hatchback nunca ha brillado por sus buenas ventas) tiene trazos agresivos, pero no menos “sosos”.

El interior apuesta por funcionalidad, no tanto por diseño. El tablero tiene todos los mandos a la mano del conductor, aunque por diseño no sea la mejor opción. El Tiida destaca mucho por su espacio interior, la gran altura del techo y las grandes ventanas hacen crean un verdadero auto grande con sensaciones de amplitud. El equipamiento es uno de sus fuertes ya que encontraremos un equipo de sonido con 6 bocinas y entrada auxiliar, aire acondicionado, mandos eléctricos, quemacocos, asientos forrados en piel, controles de audio al volante, computadora de viaje y sensor de reversa. Donde queda a deber es en el aspecto de seguridad, únicamente cuenta con 2 bolsas de aire y frenos ABS; a este precio esperaríamos 6 bolsas de aire, mínimo 4.

Se mueve gracias a un confiable motor de 1.8 litros con 125 caballos de fuerza y 128 libras-pie de torque que va acompañado de una transmisión automática de 4 velocidades, hay versiones que llevan una caja manual de 6 velocidades que es más recomendable si buscas mejores sensaciones de manejo, la automática puede aburrir, pero será bastante cómoda para su uso en ciudad.

El Tiida Hatchback, sucesor espiritual del Almera es, en resumen, el compacto que tiene armas para pelear contra subcompactos. Su estética quizá no le ayude, pero el buen nivel de equipamiento, bajo costo de mantenimiento, confiabilidad mecánica y gran espacio interior lo hacen una de las mejores opciones de este tipo de autos, muy balanceado aunque algo sobrevaluado. Cuesta 252,200 pesos.

“Si cierras los ojos, te enamorarás de lo que en verdad soy”

Motor: 4 cilindros / 1.8 DOHC
Potencia: 125 hp
Torque: 128 lb-pie
Transmisión: Automática 4 vels.
Consumo urbano: 12.7 km/l
Precio: $252,200
Mantenimiento (3): $6,650
Versión: Special Edition AT
Puntaje: 771 puntos
Nivel de equipamiento
Su diseño expiró hace años

 

 12° Nissan March

Estamos ante una de las estrellas de esta comparativa, y no lo decimos precisamente por su posición o puntaje; el March es uno de los autos que más ha vendido, apenas llegó a México ya se había colado a la lista de los 10 más vendidos, misma de la que no ha querido salirse desde entonces.

Aunque no es del agrado de todos, el March demuestra una estética bastante cuidada (mucho más que su hermano el Tiida, claro está) que apuesta por trazos redondos por doquier. La parrilla, los faros y hasta el cofre “aburbujado” son prueba de este amor por los círculos. La parte trasera recuerda bastante a la generación anterior, que apuntaba a un cliente más caprichoso y por lo mismo no fue un éxito en ventas.

“Te muevo de A a B con todo lo que necesitas. Además no cuesta mucho mantenerme”

Motor: 4 cilindros / 1.6 DOHC
Potencia: 106 hp
Torque: 105 lb-pie
Transmisión: Automática 4 vels.
Consumo urbano: 14.9 km/l
Precio: $171,900
Mantenimiento (3): $5,941
Versión: Advance AT
Puntaje: 766 puntos
Relación valor/precio
Los plásticos del tablero son duros

El interior nos recibe con plásticos duros y brillosos, pero que se notan bien ensamblados. Cabe mencionar que el March es armado en México, garantía de calidad. Al tratarse de un subcompacto de acceso a la gama, la baja calidad de plásticos es algo entendible. Al equipamiento no se le puede reprochar nada, mucho menos al ver la etiqueta final del auto; tenemos todo lo indispensable: aire acondicionado, un equipo de sonido con 4 bocinas que se integra con el iPod, manos libres, equipo eléctrico, controles de audio al volante, alarma, computadora de viaje, doble bolsa de aire y frenos ABS. El equipamiento es muy parecido a autos más costosos, de hecho empató con Honda Fit, Mazda 2 o Toyota Yaris. 

Para moverse recurre a un motor de 1.6 litros con 106 caballos de fuerza y 105 libras pie de torque, se acompaña de una transmisión automática de 4 velocidades. En todos los casos está disponible una transmisión manual de 5 velocidades, para quien quiera gozar del mismo equipamiento a un precio menor. A este motor se le aplaude el bajo consumo de combustible, en ciudad consigue cifras de hasta 14.9 km/l, muy destacable.

En resumen, Nissan March te ofrece todo lo que un auto debe tener: motor, equipamiento suficiente para mantenerte entretenido en el tráfico del día a día, equipo de seguridad mínimo y un costo de mantenimiento bastante bajo. Es el auto ideal para quienes tienen un presupuesto reducido y quieren moverse de un lugar a otro sin problemas.

 

 

 

13° Chevrolet Spark

 Aunque el March se ha vendido más, el Chevrolet Spark también ha resultado una salvación para las ventas de Chevrolet tras la despedida del Chevy. Este subcompacto no supera los 3.6 metros, esto nos habla de un auto con la única intención de movernos en el tránsito urbano con la mayor economía posible. Como dato, el Spark fue el auto más barato de la comparativa.

El exterior causa mucha controversia. Es la versión de producción del Beat Concept, en aquellos años en que General Motors nos dejó escoger cuál de los tres conceptos nos gustaría ver en las calles; el problema está en que la gente quería ver al Beat Concept tal cual y el Spark cuenta con trazos más aterrizados, cosa que ya no gustó a todos.

El interior muestra líneas fluidas y modernas, incluye detalles como un cluster tomado de una motocicleta. En él se despliega el velocímetro y un tacómetro digital, incluye también el cuadro de instrumentos. La calidad de los materiales no es mala, comprendemos que por el precio no se podían pedir plásticos suaves. A pesar de todo, en el interior del Spark se respira calidad ya que los ensambles son de un buen nivel.

El equipamiento está compuesto por aire acondicionado, equipo de sonido con entrada auxiliar y de USB, vidrios y seguros eléctricos, alarma, doble bolsa de aire y frenos ABS. Tiene todo lo indispensable para cumplir con su cometido: moverte con cierta comodidad en los embotellamientos viales, pero con mucha economía y prueba de ello es el motor de 4 cilindros de apenas 1.2 litros con 81 caballos de fuerza y 80 libras-pie de torque, se acompaña de una transmisión manual de 5 velocidades. Si buscabas una opción automática, el Spark no la ofrece.

El precio de esta versión, la más equipada, es de 158 mil pesos. El Spark te ofrecerá un limitado espacio interior, ideal para dos personas (aunque puede llevar hasta a 5 apretados), un motor pequeño que cumple en ciudad y se volverá un amigo de tu cartera, y un equipamiento justo, sin grandes lujos.

“Salí en una película y soy la opción más barata, elígeme”

Motor: 4 cilindros / 1.2 DOHC
Potencia: 81 hp
Torque: 80 lb-pie
Transmisión: Manual 5 vels.
Consumo urbano: 17.5 km/l
Precio: $158,700
Mantenimiento (2): $4,018
Versión: Paquete C
Puntaje: 765 puntos
Precio
Equipamiento justo

 

 

.

14° Dodge i10

Estamos ante el sucesor espiritual del Atos. Como siempre, todo debe evolucionar y el caso del i10 no es la excepción. Si bien las versiones menos costosas siguen teniendo únicamente lo indispensable (volante, llantas, asientos…), las versiones más equipadas apuntan a un cliente más caprichoso, que busca más que sólo un Atos con nueva cara. Por ahí intenta atacar el pretencioso i10 que, por cierto, es Hyundai, no Dodge.

Su estética corresponde a los autos de la familia Hyundai, con fuerte inspiración en su hermano el Attitude. Este auto urbano apuesta por líneas curvas y hasta cierto punto atrevidas en la parte delantera; la trasera es más discreta, con calaveras verticales en dos tonos muy de acuerdo a lo que hemos visto en otros productos de la marca. Al igual que el Spark, este auto urbano tiene un diseño que, sin dejar de ser hatchback, lo acerca al de una van, esto con el objetivo de aprovechar el espacio al máximo.

 

“Tengo lo mismo que todos, además de quemacocos y sensor de reversa”

Motor: 4 cilindros / 1.1 SOHC
Potencia: 66 hp
Torque: 73 lb-pie
Transmisión: Manual 5 vels.
Consumo urbano: 19.2 km/l
Precio: $163,500
Mantenimiento (2): $5,224
Versión: GLS Sun&Fun MT
Puntaje: 761 puntos
Equipamiento
Respuesta del motor

Su interior nos sorprende. Por fuera podemos apreciar un auto minúsculo, pero ya en el habitáculo, la sensación de claustrofobia no es tanta. La gran altura de la carrocería y la luz proveniente del quemacocos dan la sensación de que estamos ante un auto más grande del que en realidad es. Ya tocando el rubro de equipamiento, es el arma más fuerte que tiene el i10 contra Spark o March. Cuenta con aire acondicionado, equipo de sonido con entrada auxiliar y puerto USB (el equipo de sonido no corresponde al del auto de fábrica, es un estéreo “aftermarket”), equipo eléctrico, alarma, faros de niebla, quemacocos, sensor de reversa, doble bolsa de aire y, por fin, frenos ABS.

Mecánicamente no hay grandes sorpresas (ni expectativas). Emplea un motor de 1.1 litros que entrega 66 caballos de fuerza y 73 libras-pie de torque, acompañado de una transmisión manual de 5 velocidades. Esta combinación no provee al i10 de grandes aceleraciones, a decir verdad, el auto se siente en ocasiones lento, sin embargo brilla en consumos. En ciudad consigue la maravillosa cifra de 19.2 km/l, el mejor de la comparativa.

Con un precio de $163,500, el i10 ofrece uno de los equipamientos más completos que se encuentran en este segmento. Quizá el motor te deje con ganas de más, o la estética no es la más agraciada, pero te ofrece el espacio suficiente para tus actividades diarias a un muy bajo costo, cortesía de su pequeño motor de 66 caballos.

 

 

 

 

15° Volkswagen Gol

Volkswagen ha logrado posicionar al Volkswagen Gol en un muy buen lugar en ventas. El sucesor del Pointer busca quedarse con su parte del mercado en el segmento donde el March y el Spark se están haciendo de un buen número de ventas. El producto brasileño se defenderá con sus dos principales armas: el respaldo de la marca y una calidad de marcha destacable.

Su diseño es algo anticuado. Si bien sigue siendo una alternativa atractiva, aún cuenta con el lenguaje de diseño anterior de Volkswagen y su renovación estética está a la vuelta de la esquina. Mientras su cambio de cara ocurre, el modelo actual ofrece faros afilados y una trasera con cierto sabor deportivo, esto cortesía de las calaveras oscurecidas y el discreto alerón.

El interior no es una de sus armas más fuertes. Como buen auto brasileño, los plásticos al interior son duros y brillosos, aunque el diseño del volante y el pequeño display en el cuadro de instrumentos contribuyen a aumentar la sensación de calidad. El equipamiento nos da lo suficiente para el día a día, comenzando por aire acondicionado, un equipo de sonido con entrada auxiliar y para tarjeta SD, manos libres, equipo eléctrico, mandos de audio al volante, computadora de viaje, frenos ABS y doble bolsa de aire. Cabe mencionar que para contar con el equipo de seguridad mínimo, no se debe pagar las versiones más costosas; los frenos ABS y las bolsas de aire están como equipo opcional en todas las versiones.

Mecánicamente hay sorpresas. Cuenta con un motor de 1.6 caballos con 101 caballos de fuerza y 106 libras-pie de torque, va con una caja manual de 5 velocidades. La respuesta de motor es buena desde la parte baja del tacómetro, si unimos esto a la buena respuesta del chasis, tendremos un auto bastante atractivo en cuanto a manejo, no tan aburrido como lo esperaríamos.

En resumen, Gol te ofrece un equipamiento suficiente para el día a día y un desempeño dinámico adecuado, que cumple con un poco más de lo que promete. Quizá la calidad del interior no sea la mejor, pero el costo de mantenimiento es bastante adecuado, no tanto como su precio final de 191 mil pesos… peligrosamente cerca de Mazda 2 o Swift en sus versiones manuales. ¿Se acuerdan cuando el Gol GT costaba 165 mil pesos?

 

“Soy la opción de siempre. Conmigo tendrás un muy buen sabor de boca”

Motor: 4 cilindros / 1.6 DOHC
Potencia: 101 hp
Torque: 106 lb-pie
Transmisión: Manual 5 vels.
Consumo urbano: 14.4 km/l
Precio: $191,264
Mantenimiento (2): $4,344
Versión: GT Paq. Seguridad
Puntaje: 759 puntos
Calidad de manejo
Precio

.

 .

.

.

.

16° Renault Sandero

La gama europea de Renault ya es cosa del pasado. Lo de hoy es puro producto coreano y brasileño, en este caso es de Brasil de donde nos llega el Sandero, un subcompacto que llena en México el hueco que dejó el Clio, auto que difícilmente volverá.

Cuando se tiene ya un buen tiempo en el mercado, es necesario adaptarse para no quedar atrás. La estética es un punto importante que Sandero cubrió hace apenas un año, cuando apareció con una nueva cara muy similar a los productos europeos de la marca. Conserva los grandes faros en forma de hoja y agrega detalles en negro para la parrilla. La trasera permanece inalterada con calaveras verticales y una cajuela “aburbujada” que le confiere gran espacio interior.

“Tengo una de las cajuelas más grandes del segmento”

Motor: 4 cilindros / 1.6 DOHC
Potencia: 110 hp
Torque: 109 lb-pie
Transmisión: Auto 4 vels.
Consumo urbano: 11.6 km/l
Precio: $197,800
Mantenimiento (2): $4,480
Versión: Dynamique AT
Puntaje: 739 puntos
Espacio interior / Cajuela
Precio

Por dentro decepciona un poco. Si bien es uno de los subcompactos más espaciosos de la comparativa, la calidad de los plásticos del tablero deja qué desear. Su reciente actualización y el empleo de materiales que imitan texturas tipo piano aumenta la sensación de calidad, pero el resto de los plásticos del tablero son duros y brillosos. Punto a mejorar.

El equipamiento está dentro de lo esperado, no ofrece ni más ni menos de lo que debería. Tiene aire acondicionado, equipo de sonido con entrada auxiliar, puerto USB y conexión Bluetooth, 4 bocinas (un par de bocinas extra no le vendrían mal), equipo eléctrico, alarma, computadora de viaje, frenos ABS y doble bolsa de aire.

Para moverse emplea un motor de 1.6 litros con 110 caballos de fuerza y 109 libras-pie de torque, lo acompaña con una transmisión automática de 4 velocidades (también está disponible esta versión con transmisión manual). No brilla por sus buenas aceleraciones, pero el consumo en ciudad es relativamente bajo (aunque hay autos de su segmento con mejores cifras): 11.6 km/l.

Por 197 mil pesos, Sandero ofrece gran espacio interior, el equipamiento necesario y un diseño diferente a lo más visto en las calles. Lo cierto es que por ese precio se puede aspirar a autos de mayor calidad y mucho más modernos, como Suzuki Swift, Mazda 2, VW Gol o Ford Fiesta Hatchback (el Fiesta HB más barato está en 209 mil pesos).

 

17° Ford Ikon Hatchback

El Ford Ikon Hatchback es un auto que nos sorprendió cuando lo probamos hace ya un tiempo. Acababa de llegar a México y no teníamos grandes expectativas de él: un diseño anticuado, una plataforma de un auto que ya debió salir del mercado y ser fabricado en la India. Sin más, ingresamos al habitáculo y nos llevamos una sorpresa, no por el diseño que ya conocíamos en el Fiesta de generación pasada, sino por los materiales que se notan de calidad, muy bien armados y en su mayoría son suaves, una verdadera sorpresa.

Al ponerlo a andar también nos llevamos una grata sorpresa, aunque es un auto que fue lanzado hace ya mucho tiempo (en 2002, para ser exactos), la marcha no se notaba tan anticuada y nos atrevemos a decir que es un auto todavía vigente. Su suspensión apuesta por la suavidad y por lo tanto resulta cómodo para la ciudad, además emplea un motor de 1.6 litros de la familia Duratec con 98 caballos y 105 lb-pie. Gasta más gasolina de la esperada, esto se debe a que el motor ya está algo anticuado, aunque aun así sus consumos son buenos.

Entonces se preguntarán, ¿por qué si es tan buen auto, se encuentra en el lugar 17°? El Ikon tiene varios puntos débiles, uno de ellos es el diseño (recordemos que es un modelo reciclado), el interior también tiene trazos aburridos (aunque, repetimos, la calidad es muy buena) y el motor cumple. Los aspectos donde pierde son en costos de mantenimiento, que son los mismos que el Fiesta Hatchback y que su equipamiento resulta algo pobre. Es el menos equipado del grupo; cuenta nada más con un equipo de sonido con 4 bocinas y entrada auxiliar, aire acondicionado, equipo eléctrico, alarma y faros de niebla. En el rubro de seguridad también nos quedó a deber, aunque desde la versión más austera ofrece 2 bolsas de aire, en la más equipada no ofrece frenos ABS y es el único de la comparativa en no hacerlo.

Nosotros lo consideramos buena opción de compra, aunque la falta de ABS y el equipamiento reducido nos hace voltear a ver al Nissan March, al Chevrolet Spark o al Volkswagen Gol. El aspecto de diseño lo dejamos a tu juicio, a nosotros sólo nos toca evaluar qué tan actualizada está su estética.

“Poco conocido, pero soy una ganga. Sobre todo mis versiones de acceso”

Motor: 4 cilindros / 1.6 DOHC
Potencia: 98 hp
Torque: 105 lb-pie
Transmisión: Manual 5 vels.
Consumo urbano: 15.9 km/l
Precio: $165,300
Mantenimiento (3): $13,650
Versión: Trend MT
Puntaje: 717 puntos
Calidad del interior
No tiene frenos ABS

.

.

.

 18° Fiat Panda

El Fiat Panda es uno de los olvidados del mercado mexicano, tanto así que casi se nos olvida incluirlo en esta comparativa. Su estética no ha cambiado desde que se presentó en 2003, apuesta por líneas cuadradas (de hecho algunos de ustedes se preguntaron por qué no lo incluimos en nuestro Top 10 de autos cuadrados) y ya se nota muy cansado de su diseño.

“Nadie sabe quién soy, nadie sabe que existo”

Motor: 4 cilindros / 1.2 DOHC
Potencia: 60 hp
Torque: 75 lb-pie
Transmisión: Auto 5 vels.
Consumo urbano: 14.9 km/l
Precio: $171,900
Mantenimiento (2): $7,393
Versión: Dynamic AT
Puntaje: 686 puntos
Raro en las calles
Anticuado

El aspecto mecánico es en el que más sufre, su viejo motor de 1.2 litros y apenas 60 caballos de fuerza se esfuerza mucho para moverlo, se nota lento en reacciones y acusa ya el paso de los años. Se acompaña con una transmisión automática Dualogic de 5 velocidades.

El interior recuerda a algunos mandos vistos en el Fiat 500, aunque sin estilo, más cuadrados y también denotando el paso de los años. Su equipamiento se reduce a un equipo de sonido que no incluye entradas auxiliares o de USB, aire acondicionado, vidrios delanteros eléctricos, computadora de viaje, 2 bolsas de aire y frenos ABS. Con lo anticuado del modelo, su tamaño y calidad, consideramos mucho pagar 171,900 pesos por esta versión, aunque sea automática (el manual está en 161,900). El espacio interior es bastante limitado, aunque el tamaño de las ventanas y lo alto del auto dan sensación de amplitud.

Tiene bastantes rivales de cuidado, aunque se tiene una clara desventaja en cuanto a equipamiento y diseño. Compite contra Chevrolet Spark, Dodge i10, Ford Ikon Hatchback y Nissan March. Si buscas un auto fuera de lo común, aunque sea anticuado y a punto desaparecer (o ser renovado), el Fiat Panda es tu opción.

 

 

 

 

 

 

Conclusión

En esta comparativa se incluyeron autos de tres segmentos distintos. Subcompactos premium, subcompactos bien equipados y subcompactos para el resto del mundo, estos últimos son los más exitosos. Era ilógico enfrentar al Audi A1 contra el Suzuki Swift, son autos que simplemente no van juntos, sin embargo es interesante cómo un auto del segmento intermedio (Peugeot 207) venció sin problemas a autos que se encontraban en un segmento superior, eso nos habla del buen producto que tiene Peugeot en el mercado.

El rey fue el Audi A1, como era de esperarse. El segundo lugar le pertenece al Ford Fiesta, auto que demostró su calidad, equipamiento y, ahora, un precio más razonable. El SEAT Ibiza en tercer lugar fue una sorpresa para todos ya que el motor no jugaba mucho a su favor, sin embargo el buen nivel de equipamiento y el bajo costo de mantenimiento se volvieron sus armas para conseguir el tercer puesto. El cuarto lugar ocupado por el Peugeot 207 no fue sorpresa, todos esperábamos al ejemplar francés en una posición cómoda gracias a su completo equipamiento, buen desempeño y excelente precio. En quinto está el Fiat 500 que, aunque ofrece menos espacio que algunos otros autos de la comparativa, está al nivel de muchos en equipamiento y calidad. Mini Cooper en sexto lugar fue una sorpresa, esto nos prueba que para ser el mejor no sólo basta con ser un ícono, ya que su equipamiento no fue el más completo ni su precio el más razonable, además es la versión con 120 caballos… pierde un poco de “diversión” (aunque aún así se queda el título del más divertido de la comparativa).

En un segmento intermedio está Suzuki Swift que demostró que no se debe ser el mejor en algo sino encontrar el balance y ofrecer un producto con todo lo que el cliente busca a un precio más razonable. En octavo está Toyota Yaris, increíblemente parecido en algunos aspectos a Suzuki Swift y a Mazda 2. El noveno lugar lo ocupa Honda Fit, que brilló por la gran versatilidad de su interior, aunque un precio elevado jugó un poco en su contra. En la décima posición encontraremos a Mazda 2, que balancea perfectamente equipamiento, calidad y diseño; aunque consideramos su precio un tanto elevado, sigue siendo una opción muy interesante en el segmento. En décimo primer lugar está el Nissan Tiida, que supera los 250 mil pesos. Destacó por su equipamiento y gran espacio interior, aunque el paso de los años y la actualización de algunos subcompactos hundieron un poco en el marcador final al famoso compacto japonés.

Finalmente, los autos más baratos de la comparativa. El rey fue Nissan March que te ofrece todo lo que un auto de este tipo debe tener: un precio atractivo, equipamiento suficiente para el día a día, economía de combustible y un bajo costo de mantenimiento. Muy cerca le sigue Chevrolet Spark, ofrece menos espacio pero más calidad, su equipamiento tiene ciertas limitaciones aunque para la vida diaria no nos dará lugar a quejas. En décimo cuarto lugar se encuentra Dodge i10 que destacó por su buen equipamiento y por el interior que resultó más espacioso de lo que parece. Sorpresivamente, Volkswagen Gol terminó en décimo quinto lugar, a nuestro parecer es el que mejor desempeño dinámico ofrece en este segmento, así como el de mayor calidad. El precio juega un poco en su contra, hace unos años era más barato. Renault Sandero, por su parte, ocupó el lugar 16° ya que no ofrece nada nuevo en el segmento, es un auto que busca cumplir con las necesidades básicas de transporte y ya, además de estar sobrevaluado. En penúltimo lugar está en Ikon Hatchback, auto que sorprende por su calidad interior y manejo, pero que decepciona en equipamiento y seguridad; con frenos ABS y unos extras en equipamiento, además de un costo de mantenimiento más bajo, otra historia les estaríamos contando. Finalmente está el Fiat Panda, que es la prueba de que hay que renovarse o morir. 

 ¿Entonces cuál? 

Preguntamos a algunos integrantes de la redacción qué auto de la comparativa escogerían dividido en bloques de 3. En el primero están los superiores a 245 mil pesos; en el segundo los inferiores a 245, pero superiores a 210 mil; en el tercero están los que cuestan menos de 210 mil pesos. Esto fue lo que eligieron:

- Oscar Bazaldúa: Del primer bloque definitivamente el Ford Fiesta, por sus interiores magníficos y tecnología de punta. Del segundo escojo al Peugeot 207 por su calidad interior y equipamiento por encima de los demás. Del tercero elijo al March, sin brillar demasiado, cumple en todos los rubros, desde comodidad hasta seguridad.

- Javier Fernández: Del 1° Bloque me quedo al Fiesta por su diseño y tecnología, además es muy cómodo. Del 2° Bloque elijo al Peugeot 207 por su desempeño dinámico y equipamiento completo. Por último, del 3° Bloque me quedo al Gol por cuestiones de costos y confiabilidad mecánica.

- Gerardo García: Del 1° Bloque me quedo al Fiat 500. No es el más amplio, pero para transporte urbano ¿quién necesita espacio? Puro equipamiento y confort. Del 2° Bloque elijo al Peugeot 207, cuenta con gadgets como techo panorámico o asientos calefactables que lo ponen a la cabeza. Del 3° Bloque elijo al VW Gol ya que su desempeño me agradó y, entre sus rivales, es el que más da impresión de calidad.

 


 

 ¿Cuál de éstos te comprabas de acuerdo a tu prespuesto?
  •  Audi A1 Sportback: 30.3 %
  • Suzuki Swift: 18.1 %
  • Ford Fiesta Hatchback: 13.6%
  • Peugeot 207: 9%
  • SEAT Ibiza: 7.5%
  • Nissan March: 6%
  • Smart Fortwo: 4.5%
  • Mini Cooper Classic: 4.5%
  • Mazda 2: 4.5%
  • Fiat 500: 1.5%
  • VW Gol: 0%
  • Toyota Yaris: 0%
  • Renault Sandero: 0%
  • Nissan Tiida HB: 0%
  • Chevrolet Spark: 0%
  • Dodge i10: 0%
  • Fiat Panda: 0%
  • Ford Ikon HB: 0%
  • Honda Fit: 0%